Viviendo con el cuero

El cuero, un material atemporal

Si quieres mantener un estilo clásico pero muy sofisticado en cualquier ambiente de tu hogar, las piezas en cuero son una gran opción, ya que al ser atemporales y versátiles se adecúan perfectamente a distintos estilos, la clave está en salirte un poco de lo convencional y crear composiciones diferentes e innovadoras para que tus espacios logren comunicar eso que quieres, esto lo puedes hacer combinando el cuero con distintos tipos de materiales, como el metal o algunos tejidos.

Si eres más sobrio/a y prefieres que tu mueble principal sea en tela puedes optar por complementarlo con un sillón o incluso un pouf en cuero, o si por el contrario quieres que tu mueble principal sea el protagonista, puedes darle un toque más acogedor añadiendo elementos en tela, como una manta, un tapete y algunos cojines. 

recomendaciones para el cuidado de tus muebles

El cuero es un material que requiere de unos cuidados más específicos que las telas convencionales para conservar su calidad en el tiempo y mantener una apariencia fina y elegante, al ser piel, este tipo de tapizado puede estirarse y rayarse con facilidad e incluso presentar marcas propias del animal, si quieres preservar por más tiempo tus muebles de cuero te recomendamos seguir estos pasos:

Para su limpieza es importante que tengas mucho cuidado, puedes empezar retirando el polvo con un paño suave y seco o con la aspiradora, procura hacerlo frecuentemente, ¡ten cuidado con el agua! Podría estropear el material. Para una limpieza más profunda puedes utilizar productos especiales para la limpieza del cuero, estos vienen en diferentes presentaciones de acuerdo con las necesidades requeridas.

Si quieres conservar tus piezas de cuero en perfecto estado por más tiempo es recomendable el uso de un buen acondicionador de cuero cada 6-12 meses.

Debes evitar la exposición al sol o a fuentes directas de calor, el cuero podría deshidratarse, cuartearse o decolorarse.

Ten cuidado con ropa o elementos muy adornados, esto retrasará el desgaste de tus artículos o muebles en cuero. Hay que tener en cuenta que, al tratarse de una piel, el color inicial puede adquirir una tonalidad más oscura con el paso del tiempo, es un proceso completamente natural.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *